Seleccionar página

Cerrajeros Urgentes
Cuando de reforzar la seguridad de nuestro hogar se trata, nunca debemos dejar de buscar alternativas factibles para lograrlo, para logra el perfeccionamiento de nuestras cerradura, existe una forma muy práctica de aumentar su sistema de seguridad y hacerlas mucho más confiables, consiste en la instalación de un cerrojo de seguridad.
Quizás te preguntes cómo es el sistema de funcionamiento de estos, por eso antes de comenzar a detallar el proceso de instalación te mencionaré algunas generalidades de estos cerrojos.
Generalidades de los cerrojos de seguridad.
Lo que hace a estos cerrojos confiables, es el hecho de contar con un sistema de bloqueo que puede activarse desde el interior evitando la entrada de personas ajenas al hogar.
Generalmente se implementan como complemento de las puertas blindadas y las acorazadas, es poco común que se lleve a cabo la instalación de estos cerrojos en puertas de seguridad media, ya que, puede que no cuenten con el grosor adecuado.
Son en definitiva la alternativa más factible para lograr el reforzamiento de nuestras cerraduras, en especial cuando son instaladas en las puertas de entrada, ya que, hasta cierto punto son las que están más expuestas a personas que quieran intentar forzarlas.
Proceso de instalación.
Los cerrojos de seguridad son muy variados así que tomate tu tiempo para escoger el perfecto, en caso de que no puedas decidirte por alguno puedes consultar en la cerrajería que acudas con el personal, de seguro ellos sabrán aconsejarte acerca de cuál es el mejor cerrojo de seguridad.
Es fundamental elegir la altura ideal, por supuesto que quede accesible para ti, pero difícil de alcanzar por los más pequeños, esto como medida de seguridad extra, una vez decidida la altura idónea marca el lugar y determina el lugar exacto donde harás el agujero base para el proceso de instalación.
Para comenzar el proceso de apertura del hueco para la instalación, deberás utilizar un taladro y la broca especializada en el tipo de material al que te enfrentes, recuerda generalmente estos cerrojos se instalan en puertas blindadas o acorazadas.
Además de elegir la broca según el material, es importante tener en consideración el estilo del bombín, en general la forma para ser más específicos, para que el hueco quede estructuralmente diseñado para poder insertar este.
Comienza el proceso de apertura del hueco desde el interior de la puerta, es posible que te tome algún tiempo debido a la dureza y grosor del material de la puerta, pero no estás apurado así que has el trabajo con calma para obtener mejores resultados.
Para lograr el mejor acabado en el hueco que estás abriendo, deberás terminarlo desde el exterior, es decir, cuando este próximo a perforar toda la puerta, cuando se haya asomado una parte de la broca al otro lado, cambia de lugar y comienza a taladrar en sentido contrario.
Introduce el cerrojo en el hueco que has realizado, procura que quede ajustado y sin nada que se interponga en su camino.
Ahora realiza perforaciones para la instalación de los tornillos que ajustarán el cerrojo, realiza una marca de estos previamente.
Lo siguiente será determinar la posición exacta de la ubicación del puente que va en el marco de la puerta, realízalo ajustando adecuadamente los tornillos que este trae consigo.
Prueba el buen funcionamiento del cerrojo, en caso de que quede mal instalado revisa que paso has obviado, si se te dificulta solventarlo no dudes acudir a un experto en estos casos será muy necesario, pues la seguridad está en riesgo.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR
Aviso de cookies